-->

miércoles, 18 de marzo de 2015

"El niño con el pijama de rayas", un drama infantil

¿Qué tal estáis, soñadores?

Os presento la reseña de un libro que, por su conmovedora historia, me ha tocado leer dos veces para realizar los típicos trabajos que a todo estudiante nos mandan, aunque en un caso tuve que analizar el contexto histórico y en otro, el contexto individual y medioambiental. ¡Allá vamos!

Título: El niño con el pijama de rayas

Título original: The Boy in the Striped Pyjamas

Autor: John Boyne

Género: drama, ficción, histórico, infantil, literatura postmoderna, novela

Año de publicación: 2006-2007 (España)

Editorial: Salamandra

Páginas: 217

ISBN: 9788498380798

Sinopsis: Bruno es un niño de nueve años que un buen día tiene que marcharse de su casa de Berlín a un nuevo hogar en medio de ninguna parte: una casa con una alambrada. Allí Bruno vivirá experiencias nunca imaginadas y encontrará un nuevo amigo para toda la vida.




Sobre el autor

Este escritor irlandés nacido en 1971 estudió en distintas universidades Literatura Inglesa y un curso de escritura creativa, lo cual parece que le ha sido rentable, ya que cuenta con numerosos premios otorgados por sus obras tanto para adultos como para un público más joven. No sólo es escritor de novelas (como El ladrón del tiempo, Motín en la Bounty o En el corazón del bosque), sino que comenzó por relatos cortos, publicados en distintas recopilaciones. Además de ello, publica con frecuencia reseñas literarias en el periódico The Irish Times.

En esta entrada voy a reseñar una de sus más exitosas y conocidas novelas, dirigida no sólo al público adulto, sino a uno más juvenil, y que ha sido llevada a la gran pantalla en 2008.

Si queréis saber más, otras obras, novedades y demás, os recomiendo visitar la web de John Boyne.

Sobre la novela

Este libro consta de 20 capítulos, bastante cortos, contados en tercera persona, con un autor omnisciente que expone los pensamientos de cada personaje cuando aparece, centrándose sobre todo en la perspectiva de Bruno, el niño protagonista. El estilo de la narración está lleno de pensamientos repetitivos, de complejidad limitada y con recuerdos muy específicos, imitando también el grado de madurez de un niño de nueve años que siempre ha vivido en la ciudad, en un ambiente estricto y sobreprotector, criado al margen de los problemas que existen en su país.


"- Eso lo dices porque no tienes que vivir en mi casa -replicó Bruno-. Para empezar, no tiene cinco plantas, sino sólo tres. ¿Cómo se puede vivir en una casa tan pequeña? -No se acordaba de que Shmuel le había contado que antes de ir a Auschwitz había vivido en una habitación con diez personas más (...)".


A ello hay que sumarle una cadencia lenta y, en cierto modo, depresiva. Esto último no parece muy alegre, pero es que la historia es bastante agridulce, cosa que queda reflejada por los continuos flashbacks personales a tiempos mejores y el estado anímico que las circunstancias narradas están creando en el protagonista. Por el contrario, las discusiones con la hermana, las aventuras en sus exploraciones y los diálogos secretos con los sirvientes son algunas de las cosas que ponen la parte mas natural, amable y realista en esta novela.

No quiero contaros con detalle lo que sucede, pues lo mejor en esta novela es leerlo por uno mismo y dejarse guiar por la inocencia y sagacidad de este niño de nueve años. De hecho, en el propio libro os encontraréis que apenas se desvela el argumento, quizás para animar al lector a sumergirse en el misterio del traslado de Bruno, o para no desvelar el argumento principal, uno bastante sencillo.


"Creemos que es importante empezar esta novela sin saber de qué trata. No obstante, si decides embarcarte en la aventura, debes saber que acompañarás a Bruno, un niño de nueve años, cuando se muda con su familia a una casa junto a una cerca. Cercas como ésa existen en muchos sitios del mundo, sólo deseamos que no te encuentres nunca con una".


No obstante, os diré que lo mejor de este libro son cada uno de los momentos que Bruno pasa con su nuevo amigo Shmuel. Desde que le conoce, el lector siente la misma necesidad de Bruno porque llegue un día nuevo para poder tratar con él, aunque las cosas que cuente Shmuel acerca de su vida no sean tan agradables como Bruno imagina.

Personajes

- Bruno: Este niño de nueve años, bajito y amante de la Literatura y el Arte, es un explorador nato, y tiene muy claro que su padre se ha equivocado al hacer que los trasladen a todos a aquella horrible casa llamada Auschwitz. Bruno intentará por todos los medios encontrar una actividad en medio de ese lugar tan desolado y aislado, lo cual no resultará tarea fácil hasta que comience a hacer lo que mejor sabe, explorar.

- Gretel: La hermana de Bruno, con 12 años, y que tiene un ejército de muñecas con las que se traslada a la nueva casa. Siempre intenta dejar en ridículo a Bruno y reírse de él por ser demasiado pequeño para su edad. En plena efervescencia hormonal, muchas cosas cambiarán a esta niña, tornándola en una joven defensora de los ideales implantados por el entorno en que se está desarrollando, aunque no los comprenda.

- Shmuel: El nuevo mejor amigo de Bruno. Poco se puede decir de él aparte de que está mucho más delgado que Bruno y que suele llevar un semblante triste. Al igual que Bruno, él no entiende por qué tiene que vivir allí, y por qué hay una verja que los separe a ambos.

- Padre: El comandante, padre de Bruno, y quien está a cargo de Auschwitz. De apariencia seria pero con corazón amable, en realidad es un fiero defensor de los ideales del gobierno del III Reich. Únicamente su hijo será capaz de remover estos cimientos tan duros que lo sostienen.

¿Debería leer El niño con el pijama de rayas?

La primera vez que leí esta novela tardé solamente unas dos horas y media, como mucho. Lo hice por obligación, aunque sí sentía cierta curiosidad porque se trataba de la novela del momento. No obstante, la época del nazismo y el holocausto judío no es mi favorita, así que había una parte importante que me echaba para atrás a la hora de admirar este libro.

En esa primera ocasión no puedo decir que me maravillara esta pequeña novela, mas al contrario, la veía un poco insulsa y, definitivamente, demasiado triste. Ahora que he tenido que volver a leerla, y después de haber visto la película hace años, debo decir que recomiendo la lectura de este libro, aunque solamente sea para apreciar como el autor hace que encaje la situación con el comportamiento de Bruno, y por la manera en que se relatan las vivencias cotidianas, tan sencillas, tan inocentes y con un poso amargo en el fondo.

Es por ello que si os hacéis con una buena reserva de pañuelos y chocolate (o cualquier otro alimento que os anime), os recomiendo leer el libro y ver la película, sobre todo porque la película complementa el final del libro, en el cual somos los lectores quienes tenemos que imaginar lo que sucede.


"Pese al caos que se produjo, de algún modo Bruno logró seguir sujetando la mano de Shmuel; no la habría soltado por nada del mundo".


Y para rematar, de ahora en adelante vamos a incorporar un extra a nuestras reseñas. Vamos a puntuar el libro, anime, o aquello sobre lo que estemos escribiendo en cada entrada. Personalmente, soy reacia a hacer esto ya que considero que cada uno tiene sus gustos y que, si con la reseña no está convencido, la puntuación no va a añadir nada más. De hecho, os aviso de que mis puntuaciones podrían ser injustas, ya que libros muy buenos pueden tener una puntuación floja y libros no tan buenos, una mayor, por el simple hecho de que me hayan cautivado más por unas circunstancias u otras. Por ello os recomiendo siempre leer primero la entrada y después, si queréis, mirar cuántas estrellitas os dejo. En este caso, otorgo a El niño con el pijama de rayas una puntuación de 3'5/5.


Espero que hayáis disfrutado de la entrada y que os animéis a coger la novela.


6 comentarios:

  1. Hola, te he nominado a un premio, pásate por mi blog para verlo. Un beso http://lasrosasdevenus.blogspot.com.es/2015/03/2-premio-liebster.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Ya me he pasado por tu blog. ¡Muchas gracias! Tus preguntas son muy interesantes, y las que has respondido también. Publicaremos más adelante una entrada con este premio.

      Bss!

      Eliminar
  2. Yo quiero conseguir este libro desde hace mucho, y sabía de qué iba a medias. Ahora me has aclarado más las inquietudes.
    Se ve que me va a gustar :D

    ¡Saludos de tu nuevo seguidor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Bryan!

      Gracias por formar parte de nuestra familia de soñadores, esperamos que te guste le variedad de entradas que ofrecemos.^^

      Y este libro es realmente fantástico. Si te interesa la temática que trata, otros que te pueden gustar serían "Diario", de Anna Frank, y "La ladrona de libros", del autor Markus Zusak. Son algunos libros que tengo pensados reseñar en algún futuro, quizás ya el año que viene.

      Bss!

      Eliminar
  3. Lo lei hace un tiempo y aunque me gustó, no consegui conectar con el protagonista. Creo que los libros escritos de esta manera infantil, no son para mi, porque me ha pasado con varios, aunque la historia sea buena.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      A mí me pasó eso mismo la primera vez, pero en esta segunda ocasión, he disfutado más de la perspectiva y de cómo se ven las cosas desde los ojos de Bruno que centrándome en lo que él piensa (porque si no perdía la paciencia). Te recomiendo que le des una segunda oportunidad, observándolo más como si fuera todo una metáfora, a lo mejor así te convence el libro. Un libro que no dejo de recomendar, y con un punto de vista también infantil (en parte) es "La ladrona de libros".

      Bss!

      Eliminar