-->

lunes, 23 de octubre de 2017

"Dos chicos besándose", David Levithan

Título: Dos chicos besándose

Título original: Two Boys Kissing

Autor: David Levithan

Idioma original: inglés

Editorial: Nocturna

Año de publicación: 2016

Páginas: 237

Sinopsis: Craig y Harry tienen diecisiete años, un pasado en común y un objetivo actual: batir el récord del beso más largo de la historia. Y, de paso, demostrar que dos chicos besándose es algo completamente normal.

martes, 19 de septiembre de 2017

Book Tag: Pokémon

¡Qué tal va el inicio de la rutina, seguidores! En mi caso, la universidad ha empezado fuerte y entre eso y el trabajo, poco tiempo tengo para pasarme por el blog (como habréis visto). Además, esta falta de tiempo hace que apenas esté leyendo, solo los libros obligatorios de la universidad y poco más. Así que os traigo un book tag ligerito que se hace rápido y es entretenido :D

Visto en este blog: http://larosadpapel.blogspot.com.es/2016/07/booktag-pokemon.html?m=1


Jigglypuff: un libro que te hizo dormir




El Guzmán de Alfarache se me ha venido a la cabeza nada más leer la pregunta. Y es que fue un tocho y un tostón que tuve que leerme durante la carrera de hispánicas (además, mi profesor es el señor que figura en la edición del libro). Es infumable, aburrido a más no poder y ni siquiera recuerdo de qué iba.


Ninetails: el libro con la portada más bonita


Por decir un libro reciente, me enamoré de la portada de Sin corazón, la nueva novela de Marissa Meyer. Aun no he tenido el gusto de leerlo (está en mi lista de libros pendientes), pero lo tengo encima de la mesa para deleitarme con su belleza y para recordarme que me tengo que poner a ello sin mucho tardar.


Mew: tu libro más exótico



He elegido El sustituto porque es el que tiene una historia más original y nunca vista, al menos que yo haya leído hasta el momento. Me llamó mucho la atención la portada (las armas afiladas encima de un carrito de bebé) y también la sinopsis. Resulta que en el pueblo en que transcurre la historia, a veces los bebés son sustituidos por otra cosa que se parece al niño original, pero que al mismo se nota que no es de ese mundo.


Ónix: un libro duro de leer



Sin duda, Prohibido es un claro ejemplo de esto. Trata la historia del incesto desde un punto de vista tan real, humano y crudo, sin ningún tipo de tapujo, que no solo entiendes perfectamente el por qué esto sucede (al menos en este caso), sino que comprendes cómo se sienten las personas que lo sufren e incluso llegas a apoyar y defender a los protagonistas. Este libro me cambió la forma de ver las cosas respecto a este tema y lo recomiendo muchísimo.


Eevee: un libro que evolucionó de muchas formas




No se me ocurría qué libro escoger en esta categoría, así que opté por Todas las hadas del reino. Aquí la evolución se centra en la protagonista, Camelia, y en el cambio radical que experimenta a lo largo de la historia. No contaré más, porque sería spoiler ;)


Abra: un libro que te hipnotizó




Sin duda, la trilogía Silber es un claro ejemplo de esto. Me leí las novelas en cuanto cayeron en mis manos, las devoré sin apenas darme cuenta, y es que, como bien dice el epígrafe, estaba totalmente hipnotizada por la historia y la pluma de la autora.


Pikachu: un libro que nunca te abandona



Fue el primero que vino a mi mente. Lo he leído tres veces en menos de un año y supuso una revelación para mí.


Squirtle: un libro que te hizo llorar




La canción de Aquiles también entra en esta categoría, pero por no repetir, traigo Aguas oscuras. Me pasó un poco lo mismo que con LCDA, que yo ya sabía cómo iba a terminar (es la historia del Titanic, no hay mucho que contar), pero la autora lo plantea de tal forma que yo empecé a llorar y aquello era un no parar.

Charizard: un libro que querías quemar


 


Por desgracia, para esta categoría me venían varios a la cabeza. Pero sin duda, quiero destacar el famoso Besos entre líneas, que fue una deliciosa tortura literaria que nunca más volveré a tocar.


Pidgey: un lugar de un libro al que deseas volar



El mundo de Cazadores de sombras me fascina, así que me metería de cabeza en el Instituto de Nueva York sin pensarlo demasiado.



Meowth: un libro que no comprarías de nuevo



La mayoría de los libros que tuve que comprar para mi carrera de hispánicas. Qué soberano tostón eran gran parte de ellos, dios mío.


Psyduck: un libro que te dejó confundido en busca de respuestas




Tanto Una antorcha en las tinieblas como Una llama entre cenizas me dejaron deseando más, mucho más, y queriendo respuestas. Qué ganas de hacerme con el tercero.


Magikarp: un libro inútil


 


Este también lo he tenido claro. La novela de your name me parece totalmente innecesaria. La verdad es que como libro deja muchísimo que desear, y si has visto la película, está le da la vuelta mil veces, puesto que está mejor contada y las impresiones que transmite al espectador no tienen nada que ver con las de la novela. Me la quise leer supongo que por lo mismo que mucha gente, porque al salir del cine me quedé un poquito vacía, un poquito con ganas de más y pensé que leyendo el libro volvería a sentir la magia y la pasión de Kimi no na wa. No fue así en absoluto y encima me aburrió soberanamente.


¿Coincidimos en algo? ¿Qué libros pondríais en las categorías¿
Tagueo a todo el que quiera hacerlo :D

miércoles, 13 de septiembre de 2017

"Una corte de rosas y espinas", Sarah J. Maas

Título: Una corte de rosas y espinas (Una corte de rosas y espinas #1)

Autora: Sarah J. Maas

Saga: Una corte de rosas y espinas

Editorial: Planeta

Año de publicación: 2016

Páginas: 521

Sinopsis: Feyre, una cazadora de diecinueve años, mata a un lobo en el bosque. Como consecuencia, una criatura monstruosa llega buscando venganza y la arrastra a una tierra encantada que solo conoce a través de las leyendas. Allí descubre que su captor no es un animal, sino Tamlin, uno de los letales fae. 

En su cautiverio, se dará cuenta de que lo que siente por él pasa de la fría hostilidad a una pasión que arderá a pesar de las advertencias que ha recibido. Pero una antigua y siniestra sombra crece en esta extraña tierra, y Feyre deberá encontrar la forma de detenerla o Tamlin y su mundo estarán condenados para siempre.

miércoles, 6 de septiembre de 2017

El amor ¿lo puede todo?

Hoy vengo a traeros un tema con el que, como ya viene siendo habitual, no estoy de acuerdo. Es decir: vengo a quejarme. Como ya sabréis por las publicaciones del blog, consumo principalmente literatura juvenil y esta, por defecto, está plagada de clichés que se repiten una y otra vez pues son fórmulas que funcionan y atraen al tipo de público al que están dirigidas. Ojo, esto no quiere decir que sea algo malo en sí mismo, pues depende del uso que se le dé y cómo sean tratados dentro de los libros. Asimismo, nos encontramos cada vez más con series que ejercen la misma función y están diseñadas para jóvenes-adultos cuyo contenido es similar al de dichas novelas. Y una de las recetas que se emplea a menudo es que el amor lo cura todo. "Amor" es una palabra repleta de magia y poder que es capaz de solucionar cualquier situación por muy complicada que esta sea. Es decir, no importa qué dificultades encuentres en tu vida pues, si tienes a alguien a tu lado que te da un amor condicional, esta se va a solucionar sola.

No estoy diciendo que esa clase de sentimiento no tenga un cierto efecto curativo y que no ejerza una gran influencia y sea un punto en ocasiones vital para salir adelante. Bien es sabido que el amor es un buen impulsor y ayuda a afrontar situaciones que pueden ser peliagudas. Es un punto de apoyo importante si tienes una pareja que te corresponde y te da un apoyo incondicional. Sin embargo, considero que en ciertos casos esto es insuficiente. Siempre se necesita otra clase de factores independientes del romántico para lograr superar la tristeza, la depresión y, en definitiva, cualquier clase de sentimiento negativo.




Para explicar a lo que me refiero, voy a tomar dos ejemplos que, a mi modo de ver, expresan bastante bien a lo que quiero llegar. Por un lado, voy a referirme a la novela Mi corazón en los días grises y, por otro, a la afamada serie de Netflix Por trece razones.