-->

miércoles, 16 de noviembre de 2016

"Ciudad de hueso", Cassandra Clare

Título: Ciudad de hueso (Cazadores de sombras #1)

Título original: City of bones

Autora: Cassandra Clare

Idioma original: inglés

Saga: Cazadores de sombras (The mortal instruments)

Editorial: Destino

Año de publicación: 2009

Páginas: 512

Sinopsis: En el Pandemonium, la discoteca de moda de Nueva York, Clary sigue a un atractivo chico de pelo azul hasta que presencia su muerte a manos de tres jóvenes cubiertos de extraños tatuajes. Desde esa noche, su destino se une al de esos tres cazadores de sombras, guerreros dedicados a liberar a la tierra de demonios y, sobre todo, a combatir a Jace, un chico con aspecto de ángel y tendencia a actuar como un idiota...


Después de publicar la reseña de Ciudad de fuego celestial, tenía muchas ganas de traer al blog el resto de la saga. Pero hacía demasiado tiempo que me había leído los libros y no recordaba las cosas con detalles, así que lo iba posponiendo. Entre unas cosas y otras (la más importante la pereza), dejé aparcada esta cuestión, hasta que hace algunos días tuve que hacer un trabajo en lengua de tema libre y escogí la literatura juvenil, mencionando, por supuesto, a mi amada Cassie. El caso es que me entró el mono de CDS y aquí estoy, releyéndome las novelas. Empecé el año pasado con Ciudad de hueso, pero lo abandoné a medias porque la historia estaba tan trillada (me refiero a la película, la serie, etc) que la trama me la sabía casi de memoria y me aburría leerme algo que ya conocía de sobra. Así que empecé de nuevo directamente con el segundo libro, lo cual me animó a aprovechar la ocasión y realizar todas las reseñas.

Clary es una joven normal, de carácter fuerte, con una vida simple dedicada a una de sus grandes pasiones, la pintura, igual que su madre. Acompañada de su mejor y único amigo, Simon, va una noche a la discoteca Pandemonium con intención de pasar un buen rato. No obstante, sus horas de diversión se transforman en una pesadilla cuando contempla cómo un grupo de jóvenes vestidos de negro y con extraños tatuajes decorando su piel, matan a otra persona. Parece ser la única que advierte de su presencia, pues nadie más en el local es consciente de que se acaba de cometer un asesinato. Al principio cree que son alucinaciones o algo similar, a pesar de estar completamente segura de que su vista no le ha fallado, hasta que Jace, el apuesto rubio que formaba parte de ese grupo, acude a su encuentro. Así descubrirá que se hacen llamar cazadores de sombras, personas en cuyas venas corre parte de sangre de ángel y que se dedican a dar muerte a los demonios que pululan por el mundo. Y Clary ha sido capaz de desvelar el glamour, un poderoso hechizo que les permite pasar inadvertidos e invisibles a ojos mundanos. Es decir, ella es una cazadora de sombras. Decide ignorar este hecho, puesto que no lo entiende y piensa que es una locura, hasta que su madre es secuestrada por unos demonios y necesita a Jace y a sus compañeros para traerla de vuelta.

Cazadores de sombras es mi saga fantástica favorita, después de las Crónicas de la torre. Por eso mi mayor temor era que, al releerlo, no lo disfrutara tantísimo como lo hice en su día, pues bien es sabido que cuando lees libros años después desde un punto de vista mucho más crítico (al menos en mi caso), incluso tus libros favoritos tienen fallos. Por suerte, no me ha ocurrido. Es el primer libro de una saga compuesta por seis. Por esto, es el libro más introductorio aunque ello no significa que no haya acción, porque la hay y mucha. Si algo me gusta de esta autora, es que todos sus libros están plagados de movimiento, giros de trama inesperado, personajes complejos y reales, y un mundo inabarcable.

Quizá CDS peque de un argumento trillado y usado mil veces de mil formas distintas. Lo que le hace "mágico" a su manera es que Cassie logra darle una vuelta de tuerca y convertir un tema cliché en un escenario fascinante e inesperado. Hay ángeles, demonios, hombres lobo, brujos..., pero vistos desde un punto de vista diferente. Cada ser interpreta su rol, puesto que es difícil desligarte de ciertos patrones, pero eso no significa que hayan perdido la capacidad de sorprendernos, una característica innata de esta autora por la que yo la valoro mucho. Así pues, Ciudad de hueso se embarca en la aventura de Clary por recuperar a su madre y en conocer el universo de los cazadores de sombras: cómo funciona su sociedad, sus reglas y, en definitiva, la búsqueda de su verdadera esencia.

Clary es una bajita pelirroja de armas tomar que se ve superada por todo lo que tiene que asumir de golpe. Hará lo que sea por su madre y debido a su obstinación descolocará por completo la rutinaria vida de los nefilim que la acompañan (unos más voluntariamente que otros) en su búsqueda. Es un personaje que me cayó mal en su momento y que, a día de hoy, sigo odiando. Clary es terca y cuando se propone un objetivo, no parará hasta conseguirlo. Esto puede ser una cualidad buena en ciertos sentidos, pero durante la novela me ha resultado insoportable. Entiendo que su afán de rescatar a tu madre está por encima del resto de cosas. Pero no comprende el mundo de los cazadores de sombras, cómo combaten, las normas por las que se rigen, no sabe nada. Y aun así, los pone a todos en jaque y les obliga en cierto modo a arriesgarse por ella y por su familia. Parecen no importarle en absoluto las consecuencias que puedan tener sus actos o a quién pueda dañar en el proceso, siempre y cuando consiga lo que se propone. Pensé que esta actitud de "nada ni nadie me impide hacer lo que quiera" evolucionaría a lo largo de la saga, pero me equivoqué. Está genial que sea una guerrera, que no se calle ante nada; sin embargo acarrea una actitud inmadura de no ser consciente de los problemas que conllevan sus decisiones que no me gustaba un pelo.

Por su parte tenemos a Jace, el nefilim apuesto y malote. Comienza su andadura con toda su buena intención de ayudar a Clary a pesar de que viole un par de reglas. Poco a poco se va viendo cómo esa curiosidad inicial se va transformando en algo más. Es arrogante, egocéntrico, hábil en combate, ágil, sarcástico. Es un personaje que me gusta a ratos. Su personalidad en sí es de mi agrado. Hasta que Clary se cruza en su camino o sus pensamientos. Su afán ultra protector hacia ella o el hecho de que ignore sus deberes como nefilim para con sus compañeros para poner a Clary como prioridad, me sacaba de quicio. Su escaso sentido de la responsabilidad se desvanecía por completo ante su presencia. Por eso, es un personaje que me gusta infinitamente más en su relación con el resto, exceptuando a la chica. Su estupidez crónica de enamorado solo se acentuará conforme pase el tiempo.

Continuamos con Alec, mi personaje favorito de todos los tiempos. Moreno de ojos azules, borde, distante, frío, fiel seguidor de la Clave (el sistema que gobierna a los cazadores de sombras) y detractor acérrimo de Clary. Es un muchacho que a todos con los que hablaba les caía mal debido a su rechazo categórico hacia la pelirroja y su visión cerrada y estricta del deber. En cambio yo me enamoré a primera vista. Me parece el más sensato del trío de nefilims protagonistas. Y ya no solo porque ambos compartamos la desesperación a causa de Clary, sino porque es el único capaz de entender que por mucho que su madre esté en peligro, no pueden lanzarse a lo loco a rescatarla contraviniendo una serie de protocolos. Es decir, entiendo que infrinjan un par de leyes estúpidas, porque os aseguro que la Clave es eso, un conjunto de leyes sin pies ni cabeza en ocasiones y bastante clasistas. Pero hacer lo que les viene en gana (ejem Jace ejem) por una mundana cualquiera (aun teniendo sangre de cazadora, es eso en lo que a ellos respecta debido a su ignorancia sobre su mundo) sin detenerse a reflexionar acerca de los diversos y variados peligros a los que pueden enfrentarse ya no solo por su desobediencia, sino también por el enemigo al que deben enfrentarse, es una locura. Su dureza inicial respecto a Clary y su insistencia en lo que es correcto y lo que es directamente ilegal, se va suavizando arrastrado por el afecto que siente hacia Jace, su parabatai, y por la ayuda que presta su propia hermana, Isabelle, a la recién llegada. Parabatai se define como más que un hermano de sangre, es una unión que se establece entre algunos cazadores de sombras, aquellos destinados a estar luchar juntos y a mantener sus almas unidas mediante un juramento. Además de esto, el rencor de Alec y su aislamiento se deben a un secreto que anhela proteger a toda costa y que se irá desvelando a lo largo de la trama.

Para finalizar con los nefilim, hablar de Isabelle, hermana de Alec. Mencionar que Jace es también hermano de ambos, pero no de sangre, puesto que fue adoptado por los Lightwoods cuando tenía unos diez años. Isabelle es de armas tomar. Enfundada en sus eternos tacones, diva con todas las letras y pateadora inquebrantable de culos de demonio, me resulta un personaje formidable. Bajo esa capa de bad ass, se oculta una chica insegura y tierna que me encanta. Junto con Alec es mi debilidad. Aunque también es reacia a Clary en los primeros contactos, al final termina ayudándola y siendo una especie de amiga. No hay mucho que destacar de ella durante el primer libro, pero sí puedo deciros que sufre una evolución espectacular y que me gusta más en cada novela.

Por último, es necesario hablar de Simon y Magnus Bane. Simon es el mejor y único amigo de Clary, apoyo incansable, se verá envuelto con los cazadores de sombras debido a que es inseparable de la pelirroja, en parte porque está enamorado de ella (se le nota a kilómetros). Es el humorístico del elenco, con referencias frikis acerca de Star Wars o anime que te harán reír y conseguirán que te encariñes de él. Es un personaje imprescindible que sufre mucho. A pesar de los desplantes y desprecios que sufre por parte de los nefilim, ya que no está bien visto que los mundanos se relacionen en sus asuntos, seguirá al pie del cañón, acompañando a Clary allá donde vaya y ofreciéndole su hombro. Magnus Bane es un brujo que no tiene demasiado protagonismo en Ciudad de hueso, pero que sí tendrá un papel crucial a lo largo de la saga. Excéntrico, divertido, alocado, untado de purpurina y deslenguado, es uno de los personaje más queridos de CDS debido a su pasado, su historia y su enorme corazón. Es carismático, una persona confiable y que pone a su disposición sus servicios para ayudar a Clary si la situación lo requiere.

En definitiva, nos encontramos una variedad de individuos con personalidades muy definidas y diferentes, que chocarán entre ellas y que nos harán sufrir y pasar momentos divertidos por igual. Respecto a la trama, no se hace cliché en ningún momento, aunque lo pueda parecer, puesto que Cassandra teje un universo interesante alrededor de estas figuras sobrenaturales de sobra conocidas. La historia en sí es original, presentando una serie de subtramas que añaden complejidad y quebraderos de cabeza a la principal y que nos mantendrán en vilo constantemente. La prosa de Cassandra es simple pero bonita, destacando en mi opinión las comparaciones que usa para dar riqueza a las descripciones. Las escenas de batalla están muy bien desarrolladas, consigue meternos de lleno en la historia y sentir en nuestra propia piel lo mismo que los personajes. Además, alterna entre diversos puntos de vista, lo que nos permite conocer más o menos bien a cada uno de ellos, aunque sí que es cierto que hace mayor hincapié en Clary.


¿Debería leerlo?

Soy una gran seguidora de Cazadores de sombras, por lo que mi recomendación es siempre que os acerquéis a esta lectura. Por supuesto, hay opiniones diversas y existen personas que no la tienen la misma consideración; sin embargo considero que es una buena historia con buenos personajes y que una vez que te enganchas, eres incapaz de salir.



2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Soy fan de Cazadores de sombras y este es uno de mis libros favoritos de toda la saga.
    ¡Buena reseña! :D

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Andrea! Muchísimas gracias por comentar <3

      Eliminar