-->

miércoles, 1 de marzo de 2017

"Una conexión ilógica", John Corey Whaley

Título: Una conexión ilógica

Título original: Highly Illogical Behavior

Autor: John Corey Whaley

Idioma original: inglés

Editorial: Alfaguara

Año de publicación: 2017

Páginas: 256

Sinopsis: Solomon tiene 16 años, es agorafóbico..., pero le va bien.

Lisa está dispuesta a todo con tal de entrar a una de las mejores facultades de psicología del país, y «arreglar» a Solomon es justo lo que necesita para conseguirlo, lo quiera él o no.

Solomon es muy fan de Star Trek y se ha embarcado en su propia misión, que dura ya tres años, dos meses y un día. La última frontera para él parece ser el umbral de su casa y la agorafobia lo mantiene encerrado en ella. Aunque Solomon está más que satisfecho siendo el rey de la casa, con el pijama como uniforme y sus padres ausentes casi todo el día.

Pero todo cambiará cuando conozca a Lisa. Su sueño es conseguir plaza en la segunda mejor Facultad de Psicología del país (está siendo realista, por eso es la segunda). Está muy segura de sí misma y, junto con su encantador novio Clark, intentará cambiar la vida de Sol. Su amistad será mucho más íntima de lo que esperaban. Pero ¿qué sucederá cuando Sol descubra los planes de Lisa?

Es el primer libro que leo que trata un tema "innovador" como la agorafobia, por lo que me resultaba una novela atractiva, no solo para ver cómo el autor plantea esta enfermedad, sino para informarme y saber mejor de qué trata la misma.

Solomon es un chico al que le da miedo el mundo. Salir al exterior le provoca ataques de pánico y de ansiedad, así como cualquier tipo de contacto con este. Además, en su casa se encuentra perfectamente bien, tiene televisión, internet, libros, no necesita ir más allá, a una realidad que le incomoda y le asusta. No echa de menos nada de lo que tenía antes y se encuentra cómodo en el modo de vida que lleva. Hasta que Lisa irrumpe en su  soledad, dispuesta a ser su amiga. O eso cree Sol, pues, su verdadero motivo, es hacer un trabajo sobre su problema para obtener una beca de la universidad y poder mudarse a otra ciudad, alejándose de su familia.

El tema de la agorafobia no se trata con la profundidad que esperaba. Es una cuestión que se desarrolla de una manera un tanto superficial, lo que hace que la lectura sea amena y ligera, sin aburrir al lector con datos acerca de esta enfermedad. Esto me ha parecido bien puesto que el argumento principal de la novela es cómo surge la amistad entre los personajes principales y cómo van evolucionando, en especial Solomon. Aunque quizá un poco más de detalle no habría estado de más.

Lisa vive en el marco de una familia desestructurada, con un padre ausente y cuya madre va de relación tormentosa en relación tormentosa. Por eso anhela conseguir la beca en psicología y poder marcharse a estudiar lejos de casa, escapar de ese angustioso día a día. Así que decide investigar a cerca de Sol, un chaval de su instituto que un día se metió dentro de la fuente y luego desapareció. Con Lisa he tenido sentimientos encontrados. ¿Hasta qué punto sus escasos conocimientos sobre psicología son capaces de ayudar a Sol? En ese sentido, me resultó un poco prepotente e idealista, porque dudo que, tras leer un par de publicaciones acerca de la agorafobia, te puedas creer con la capacidad de ayudar a alguien que la sufre. Aun así, el apoyo de Lisa y su novio Clark se convierten en un pilar fundamental para Sol. No obstante, Lisa le está mintiendo, ya que en ningún momento le dice a Solomon a qué se debe su afán de amistad. Incluso aún cuando se vuelven unos grandes amigos.

Por otro lado tenemos a Solomon, protagonista indiscutible y en torno al cual gira todo. Es un gran fan de Star Trek y adora el agua porque es lo único que puede calmarle si se ve desbordado. En un acto de valentía, impulsado sin duda por los nuevos e inesperados amigos, le pide a sus padres que construyan una piscina en el jardín, temeroso de infundirles demasiadas esperanzas y de no ser capaz de poder salir realmente. Solomon es, sin duda, el que más evoluciona a lo largo de la novela y mostrará un verdadero esfuerzo por salir adelante y evitar que los de su alrededor se sientan decepcionados. Sus padres y su abuela estarán a su lado y le apoyaran en todas sus decisiones. Mención especial a su abuela, una mujer progre y moderna. Es un chico dulce, bondadoso, inocente con una gran fuerza de voluntad y muchas ganas de luchar.


SPOILER También es importante recalcar que Solomon se revela como gay (no es un gran spoiler). Ese punto me ha parecido un poco sobrante porque se utiliza para darle más drama a su situación. Quiero decir, si su homosexualidad se hubiera dejado patente desde el inicio y se hubiera tratado con normalidad, como algo más de su forma de ser, no me habría importado. Pero es algo que no ha contado a su familia y que decide hacerlo justo después de conocer a Lisa y Clark, lo cual acrecienta esa sensación de dramatismo. Sobre todo cuando empieza a tener sentimientos hacia Clark. A esto hay que sumarle que la pareja arrastraba ciertas diferencias desde antes de conocer a Sol, diferencias pequeñas que van aumentando conforme avanzamos las páginas. FIN SPOILER

Clark es el que cierra el trío. De él solo conocemos lo que nos cuentan Solomon y Lisa, los dos puntos de vista que copan la narración. Es un personaje que está ahí, tampoco destaca ni en personalidad ni en su papel como amigo y novio.

La prosa es amena, fluida, pasas las páginas casi sin darte cuenta. Es una historia que atrapa, pues deseas saber si Sol logra superar sus obstáculos y cómo se desarrolla esta nueva puerta hacia el exterior que se abre ante él. El futuro es impredecible y te mantienes toda la novela en vilo con el qué pasará. El final es inesperado y abierto. Esto me chafó un poco porque tenía muchas ganas de una respuesta definitiva y de saber más, pero, pensándolo fríamente, es un desenlace acorde al tono general de Una conexión ilógica.


¿Debería leerlo?

Si os apetece leer un libro que trate un tema diferente y no visto hasta ahora en el género juvenil, Una conexión ilógica es una gran elección. Aunque no profundiza demasiado en la agorafobia y, quizá, debido a esto, es una novela que merece la pena leer para tener una perspectiva general de lo que experimenta una persona que la sufre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario