-->

jueves, 7 de junio de 2018

"Lo que fue de ella", Gayle Forman

Hace unos meses vi de casualidad que en el canal Divinity estaban echando la película de la primera parte, Si decido quedarme. Eso me hizo recordar que había una segunda parte (que no leí en su momento), así que animada porque la película me había ayudado a refrescar el libro, decidí rescatarla de mi ebook y reencontrarme con Mia y Adam.


Título: Lo que fue de ella (#2)

Título original: Where she went

Autora: Gayle Forman

Idioma original: inglés

Saga: Si decido quedarme

Editorial: Salamandra

Año de publicación: 2012

Páginas: 224

Sinopsis: Han pasado tres años desde que Mía, tras el trágico accidente, dejó su ciudad natal en la Costa Oeste para iniciar su nueva vida en Juilliard, el prestigioso conservatorio de Nueva York. Y también tres años desde que abandonó a Adam sin darle explicaciones. La idea de perder a Mía supuso para Adam un auténtico tormento, que cristalizó en un puñado de desgarradas canciones que los catapultaron a él y su banda, los Shooting Star, a la fama. Ahora, convertido en una estrella de rock, con una novia famosa y acosado continuamente por fans y periodistas, Adam vive sumido en un estado de permanente hastío y confusión. Hasta que una noche, en Nueva York, su camino vuelve a cruzarse con el de Mía, convertida ya en la excepcional chelista que prometía ser. El inesperado encuentro se prolongará hasta el amanecer y les brindará la ocasión de abordar lo que ocurrió realmente en el pasado y lo que el futuro podría depararles.

CONTIENE SPOILERS DE SI DECIDO QUEDARME

Lo cierto es que si recordáis mi reseña de la primera parte, no acabé especialmente maravillada con esta novela porque, al fin y al cabo, era una lectura más sobre amor adolescente. Quizá un poco fuera de lo común por incluir a una protagonista amante del chelo y también por la manera en que empieza el libro (con la pérdida de toda su familia). De hecho, me dejó con la sensación de que prefería la película porque en apenas dos horas te describe una historia bonita, de esas que ves una tarde de invierno bajo varias mantas y con un chocolate caliente. Así que, sinceramente, no me esperaba mucho de esta parte. Si acaso me interesaba saber qué había ocurrido después del desenlace y también me picaba la curiosidad cómo sería la narración desde el punto de vista de Adam.

Antes de iniciar la reseña, quiero recordar algo que comenté en la anterior y que es importante para entender mi opinión. En mi lectura de Si decido quedarme, lo que menos me gustó fue el hecho de que, al final, todo se resumía en la relación amorosa. Mia ha perdido a toda su familia en un trágico accidente; sin embargo, decide quedarse y vivir por Adam. Sí, tenía muchos más motivos para seguir con vida (su futura admisión en Julliard, sus abuelos, sus amigos, la música...) pero tal y como lo describía la autora, daba la sensación de que todo se reducía a su novio y lo mucho que se querían. Todo esto acompañado de bonitas reflexiones y demás. Así que lo que más me enervó fue el hecho de que se priorizaba el amor por encima de lo demás y de nuevo teníamos el manido discurso de que el amor lo puede todo. Si queréis leer mi opinión extendida sobre el tema os dejo este link. Este párrafo se puede aplicar también a esta secuela puesto que, nuevamente, sus vidas giran en torno a su amor.

Pues bien, Mia decide continuar y salir adelante principalmente por Adam. Sin embargo, cuando iniciamos Lo que fue de ella lo que encontramos no es una historia feliz llena de sentimiento, sino a un Adam destrozado en Nueva York porque, a pesar de que está triunfando con su grupo y su música, es incapaz de recuperarse del hecho de que Mia le dejara. Porque sí, el libro empieza de esta forma, separando a la pareja que había constituido un bonito final en la primera parte de la bilogía. No sabemos por qué y Adam tampoco lo sabe, así que esta novela es un intento de llegar al origen del problema y saber qué ocurrió. Siendo honesta, este "misterio" fue lo único que me mantuvo leyendo el libro, porque por lo demás es una trama bastante sosa. Ni siquiera sabemos con certeza y detalle las secuelas físicas y psicológicas que sufre Mia después de semejante horror familiar. No, solo hay drama, drama y más drama.

La suerte querrá que Mia dé un concierto en Nueva York y Adam decida ir a verla de incógnito. No obstante, ahora es una estrella de reconocimiento casi internacional así que Mia se entera de que se encuentra entre el público y le llama a su camerino tras el recital de música clásica. Y ahí inicia de nuevo su historia. Aparentemente, Mia parece mucho más entera que Adam y aunque no ha superado la muerte de su familia, lógico, sí que lleva mejor la ruptura con su exnovio (recordemos también que fue ella quien decidió cortar). Casi sin quererlo, pasan un día entero juntos, poniéndose al día, y Adam, resignado, no puede sino admitir que no ha superado a Mia. Y que tal vez nunca lo haga.

Como he dicho, la historia de Lo que fue de ella se basa en averiguar qué fue lo que ocurrió entre ambos y qué hizo que esa bonita relación desembocara en la separación. Lo primero que piensas es que el motivo (o uno de ellos) es, precisamente, la música. Desde que comenzaron a salir, sus gustos musicales y sus sueños hicieron que sus caminos fueran por separado y que su amor fuera complicado y con altibajos. Según vamos avanzando en la noche que pasan juntos, Adam va enlazando la actualidad con recuerdos de cuando eran novios, igual que ocurría en Si decido quedarme.

La estructura que sigue la novela es la misma que la anterior: todo transcurre en un día y aparecen de vez en cuando flashback de la vida de Adam, a veces de su noviazgo y otros, en cambio, del tiempo que transcurrió desde que la relación terminó hasta en lo que se ha convertido tanto él como su grupo. La ausencia de Mia afectó tanto a Adam hasta el punto en que esto le ha perjudicado en sus posteriores relaciones (el fantasma de Mia estaba demasiado presente) e, incluso, en su relación con los miembros del grupo. Pero, al mismo tiempo, le ha reportado el despegue musical que tanto quiso, ya que la depresión que sufrió tras la ruptura (no sé si llamarlo depresión porque en ningún momento se usa esa palabra dentro del libro) inspiró sus mejores canciones.

El desenlace no es para nada sorprendente y, como dije, si continué la lectura fue porque, a parte de que era muy corta, me picaba la curiosidad saber por qué Mia tomó esa decisión. No entendía cómo después de decidir seguir viva y salir del coma, a los meses decides que la razón que te animó a volver de entre los muertos ya no es suficiente en tu día a día y has dejado de quererle. Quiero decir, puede pasar pero yo necesitaba una buena razón de peso para ello. Y los motivos que dio Mia fueron absurdos. Pude entender cómo se sentía y por qué hacía lo que hacía, pero su explicación me pareció infantil y sobre todo muy egoísta. Porque, como le recriminó Adam, se fue sin despedirse, sin darle una razón. Desapareció sin más y cuando algo se acaba de forma tan abrupta como en este caso, creo que la otra parte merece una explicación. Así que, después de ciento y pico páginas leyendo una novela que, la verdad, es bastante meh, me encuentro con un argumento absurdo y sin peso alguno. Sinceramente, hubiera preferido quedarme solo en la primera parte porque tenía un final bonito y cerrado y Lo que fue de ella es bastante innecesaria. Es un intento de añadir más drama a la ya de por sí dramática historia de amor y quizá hubiera sido más ilustrativo que la autora se centrara en señalar las terrible secuelas psicológicas que deja la muerte de tus seres queridos de repente. Pero en fin, supongo que el drama amoroso es más entretenido.

¿Debería leerlo?

Es cierto que la pluma de la autora sigue siendo bonita y sencilla y que si te gustan las telenovelas románticas, es una buena opción. Sin embargo, mientras que Si decido quedarme me pareció bonita y llena de sentimiento, Lo que fue de ella se me queda corto. A decir verdad, no me esperaba mucho, solo dar por concluida la historia y un final bonito, y es lo que obtuve. Por eso mi nota, porque cumplió con las expectativas, aunque estas fueran bajas.

2 comentarios:

  1. Creo que opino igual que tú aunque es verdad que esta segunda parte se disfruta, no es tan buena como la primera. Ya hace un par de meses que lo leí y la verdad es que quedé un poquito decepcionado y hasta tarde más tiempo en leerlo, pero bueno... Igual siempre es bueno saber que pasó con los personajes.

    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Emmanuel! Gracias por comentar :D Lo leí también por saber qué sucedía con los personajes, por curiosidad. Pero es un libro que no merece la pena, me dejó la misma sensación que la segunda parte de "Yo antes de ti".

      ¡Saludos!

      Eliminar