-->

viernes, 12 de junio de 2015

"Ciudades de papel", John Green

Título: Ciudades de papel

Título original: Paper towns

Autora: John Green

Idioma original: inglés

Editorial: Nube de tinta

Año de publicación: 2014

Páginas: 368

Sinopsis: En su último año de instituto, Quentin no ha aprobado ni en popularidad ni en asuntos del corazón... Pero todo cambia cuando su vecina, la legendaria, inalcanzable y enigmática Margo Roth Spiegelman, se presenta en mitad de la noche para proponerle que le acompañe en un plan de venganza inaudito. Después de una intensa noche que reaviva el vínculo de una infancia compartida y parece sellar un nuevo destino para ambos, Margo desaparece dejando tras de sí un extraño cerco de pistas. Con un estilo único que combina humor y sensibilidad, John Green, el autor de Bajo la misma estrella, teje una emotiva historia a la que da vida un inolvidable elenco de personajes. Ganadora del prestigioso premio Edgar, Ciudades de papel aborda los temas de la amistad, el amor y la identidad para plantearnos una pregunta: ¿vemos en los demás, y en nosotros mismos, solo aquello que queremos ver?




Como pudisteis comprobar en la reseña que hicimos mi compañera Devi y yo sobre Bajo la misma estrella, no fue un libro que nos entusiasmara y su crítica no fue demasiado positiva (sobre todo si la comparamos con otras). Yo lo quise achacar al exceso de popularidad que tuvo en su día (y sigue teniendo) la novela, que hizo que tuviera muchas expectativas. Así que decidí probar otra vez con John Green para reconciliarme con él y con su obra, así como publicar la reseña aprovechando que va a salir la película en breve. Pero me temo que no ha sido así.

Margo es esa chica perfecta de la que es fácil enamorarse mientras que Quentin es el chico invisible que ha caído preso de sus encantos. A simple vista podría parecer una típica historia de amor que, con toda probabilidad, tenga un final feliz. La "magia" de John Green consiste en escoger estas historias típicas y convertirlas en una locura y esto es algo que de verdad me gusta de él a la par que me desconcierta. La trama de Ciudades de papel se me ha antojado un tanto inverosímil. Quizá ha sido mi empeño en trasladar la vida de Quentin y Margo a la realidad, mi intención de sentirme de alguna manera identificada o sumergida en el libro.

Son vecinos y se conocen desde la infancia, pero mientras que Margo lleva la vida soñada de éxito, Q pasa desapercibido. Esto cambiará cuando una noche ella aparezca en su habitación y le pida prestado el coche pues tiene que encargarse de ciertos asuntos relacionados con su ex. Quentin experimentará la mejor noche que podía desear, hasta que a la mañana siguiente descubren que Margo no está. Ha desaparecido.


Ya conocía mejor a Margo. Sí que creía que le gustaba llamar la atención, pero Margo no se tomaba la vida a risa. No se había quitado de en medio para engañarnos.


Margo me ha resultado insoportable e impredecible. En la primera parte su comportamiento tenía gracia y era original, pero en cuanto desaparece se convierte en un personaje surrealista. He aquí mi choque de ideas entre la genialidad del autor por escribir algo que nadie más haría y el comportamiento de Margo. Los diálogos entre ella y Quentin no me parecen propios de chicos de su edad, igual que ya me ocurría en Bajo la misma estrella, lo que ha pronunciado mi sensación de irrealidad. A nadie le sorprende que ella desaparezca pues es habitual. El único preocupado es Quentin, hasta el punto en que se convierte en una obsesión para él, implicando a sus amigos Radar y Ben en su búsqueda. Al principio, ambos le ayudan en lo posible pero mientras Quentin se ve cada día más envuelto en el misterio, estos se implican un poco menos, en especial Ben.


-Quentin -me dijo-, sé que quieres encontrarla. Sé que es lo más importante para ti. Perfecto. Pero nos graduamos la semana que viene. No estoy pidiéndote que dejes de buscarla. Estoy pidiéndote que vengas a una fiesta con tus dos mejores amigos, a los que conoces desde hace media vida. Estoy pidiéndote que pases dos o tres horas bebiendo cócteles de vino como una nenaza, y otras dos o tres horas vomitando dichos cócteles por la nariz. Y luego puedes seguir paseándote por urbanizaciones abandonadas.


Margo ha dejado pistas tras ella ¿para ser encontrada? por lo que Q poco tarda en seguir su rastro. Curiosamente, solo él y sus amigos hacen un verdadero esfuerzo por descubrir dónde está, lo cual resulta raro pues son los únicos que muestran un interés real por su paradero. Margo me parece una chica complicada, egoísta en cierto modo y quizá egocéntrica. A pesar de ser el personaje que articula la novela y sin el cual no tendríamos historia, no me ha gustado nada de nada. Además, me resulta poco creíble el hecho de que después de años ignorando por completo a Q de repente no solo aparezca en la habitación de este pidiéndole un favor, sino que me parece un tanto injusto que recaiga en él el peso de buscarla, tornándose (como ya he comentado) en una obsesión.

La interacción de Q con sus amigos y su entorno me ha encantado y podría tratarse de un libro juvenil normal si obviamos la presencia de Margo, que es el desencadenante de todo y el punto fuera de lugar, el punto que hace que Ciudades de papel no sea una historia de amor más, lo que tiene su encanto. Los diálogos son frescos, divertidos, con los que te ríes sin poder (ni querer) evitarlo. Ha sido sin duda mi parte favorita. Cada vez que salían ellos en acción me preparaba para pasar un buen rato.


-Ben, conseguirte pareja para el baile es tan duro que el gobierno de Estados Unidos cree que el problema no puede resolverse por la vía diplomática, sino que exigirá el uso de la fuerza.



-En la clase de política he decidido que sería capaz de chuparle los huevos a un burro, literalmente, si con eso pudiera librarme de esa clase hasta el final del trimestre -dijo.
-Puedes aprender mucho sobre política de los huevos de un burro -le contesté-.



¿Debería leerlo?


Si lo comparo con Bajo la misma estrella, Ciudades de papel me ha gustado más. Sé que al resto del público le ha ocurrido justo al revés, pero como a mi no me caló tan hondo la impresionante carga dramática de Hazel y Gus, he preferido el humor que ha usado Green en este libro. En resumen, con las escenas más cotidianas de Quentin y sus amigos he disfrutado mucho, pero no puedo decir lo mismo respecto a Margo, la cual me descolocaba constantemente y no ha terminado de encajarme. He sufrido un tira y afloja constante con este libro y no termino de decidir qué impresiones me ha causado, ya que como habéis visto en la reseña tengo sentimientos encontrados. El final me ha parecido bastante flojo y quizá molesto. Si lo leéis sabréis por qué.



Me pareció muy injusto que un gilipollas como Jason Worthington pudiera tener sexo con Margo y con Becca, cuando individuos perfectamente agradables como yo no tienen el privilegio de tener sexo con ninguna de las dos... ni con cualquier otra, la verdad.


Seguiré intentándolo con John Green porque el reírme tanto con este libro me ha dado esperanzas. Su estilo me ha convencido más en esta novela que en Bajo la misma estrella, así que no me rindo. Finalizo esta entrada con el tráiler de la película :)




3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    La verdad es que comparto toda la reseña y con lo que dices, y sobre todo con eso de la popularidad, generan expectativa que las masas aman. Yo lo veo así (o hay algo oculto que mi mente no descifra y se niega a aceptar). El hecho es que no me gusta Green, sus tramas me resultan aburridas y planas. Justamente este libro había comenzado a leerlo, pero luego del tercer capítulo he abandonado la lectura.

    Yo le hubiese dado unas 2 estrellas.
    ¡Saludos y buen finde! Nos leemos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchas gracias por pasarte y comentar :) El problema de los libros famosos es que siempre esperamos que el autor se supere en siguientes novelas y no tiene por qué ser así. En varias reseñas he leído que les decepciona comparado con "Bajo la misma estrella", pero hay que asumir que Green no va a dar las mismas historias y con la misma carga emotiva.

      Yo también le habría dado dos estrellas pero me gustan demasiado las pullas humorísticas entre Q y sus amigos, por eso le di un poco más jajaja. Gracias nuevamente y un beso <3

      Eliminar